Tiempo de lectura 10 min

“No existen límites para una persona que desea con el corazón”

Diego Sosa

Diego Sosa es un bailarín paraguayo. Inició su carrera en la capital del país desde los 14 años, por una casualidad que se convierte en su pasión. En los últimos años ha trabajado para The Ballet Theatre of Maryland, en Estados Unidos.
Hoy, a pasos de convertirse en el primer bailarín de la compañía, queremos dar a conocer su inspirador camino en el mundo del baile.
En la Escuela de Alex Martínez, nos encontramos con Diego, ya en las últimas horas que le quedaban en Asunción, casi con un pie en el avión, luego de semanas de descanso, clases, y por supuesto, encuentros con sus familiares y amigos.
Comenzamos con las fotos, pero de a poco nuestra charla se tornó en una entrevista muy cálida, sincera y con muchas risas.

¿Cómo y cuándo sentiste que te gustaba el ballet?

La verdad que todo empezó por pura casualidad de la vida, corría el año 1999, cuando con un grupo de compañeros de la secundaria fuimos a buscar a un amigo, que bailaba con la escuela de Nilsa Abraham en Fernando de la Mora. Cuando llegamos ahí, se acerca la profesora y cuestionando nuestra visita, aprovecha para invitarnos a participar en el festival de clausura de la academia. A lo que nosotros contestamos con un no rotundo, pero después de conversar un poco más, aceptamos. Volvimos el siguiente sábado para la práctica, con miedo, éramos 5 compañeros, con curiosidad de saber sobre esta nueva experiencia. A partir de ese sábado, empecé a descubrir lo que es la danza y por supuesto a amarla y respetarla hasta ahora.

¿Tú familia te apoyo o no les gustaba esta idea?

Al principio no comente nada a mi familia, pero después les invite a una de mis presentaciones y se convirtieron en mis seguidores número uno. Siempre recibí el apoyo y la fuerza de cada uno.

¿Con cuántos años comenzaste a bailar? ¿Cuántos años llevas bailando?
Cuando empecé a dar mis primeros pasos de baile tenía 14 años. Llevo bailando 17 años aproximadamente.

¿Dónde fueron tus inicios?
En la Academia Nilsa Abraham y luego en la Academia Elizabeth Vinader, fui becado a la escuela de Ballet de Washington D.C, en Los Estados Unidos, y posteriormente, a mis 17 años, empecé a integrar el ballet de la Universidad del Norte.

¿Cuál fue tu primera presentación? ¿Con cuántos años?
Fueron muchas presentaciones pero la que más recuerdo fue mi primera, en un ballet profesional, la obra Carmen, como cuerpo de baile con el Ballet Uninorte y en esa misma presentación llevando en los hombros un tigre atravesando el escenario en la obra La Bayadera, un recuerdo muy simpático, porque eso fue todo lo que hice en esa presentación.

¿Siempre quisiste ser bailarín? ¿Qué otra profesión te hubiese gustado realizar?
Jamás imagine ser bailarín, nunca hubiese imaginado que ésta sería la profesión que tanto iba a amar y realizar con tanta pasión. A esta altura de mi vida todavía sigo pensando que otra profesión me hubiese gustado o que otra profesión empezar a estudiar. Creo que sería algo que tenga relación con la danza.

¿Cuál ha sido el sitio y el lugar donde has desarrollado tu carrera a nivel profesional?
El ballet de la Universidad del Norte donde empecé prácticamente mi carrera como bailarín, siempre me apoyaron y me dieron muchas oportunidades para mi formación técnica y profesional.

¿Quiénes fueron los maestros que más te influenciaron?
El maestro que más influencio en mi carrera fue mi maestro cubano, Manuel Pérez con el empecé mi primera clase de ballet y gracias a él aprendí todo lo que se, él fue mi mentor y le estaré eternamente agradecido.

¿Cuál ha sido tu momento más feliz dentro del mundo del ballet?
Para mi cada vez que piso un escenario y tengo la oportunidad de bailar es un momento único e inolvidable. Sin embargo, uno de los pasos más importantes de mi vida profesional fue cuando recibí la noticia de que me aceptaron en una compañía profesional de ballet en los Estados Unidos.

Diego Sosa

¿Y el momento más difícil?
Tuve muchos momentos difíciles, como sabemos la carrera de bailarín no es fácil y requiere de mucho sacrificio, pero nada muy malo para recordar.

¿Has tenido alguna lesión durante tu carrera profesional?
He tenido lesiones leves pero gracias Dios ninguna muy grave, solo lesiones y dolores que son normales en los bailarines. Cada lesión nos deja una lección, de cómo trabajar conscientemente y con más cuidado.

Cuando estás sobre el escenario de un teatro, ¿en qué piensa un bailarín? ¿Para quién baila?
Cuando estoy en un escenario me transporto a otro mundo. Es como si fuera que estoy en un universo paralelo, me concentro en el personaje o en el papel que me toca representar y solo disfruto, bailo para Dios, mi familia que ahora están lejos y para el público que va a disfrutar de las presentaciones.

En tu caso personal, ¿Qué es lo que más trabajas el día de hoy y qué papel es el que más te ha costado preparar?
Todos los días trato de trabajar y mejorar mi técnica clásica y las debilidades y condiciones físicas, y asi tratar de seguir creciendo todos los días. Todos los papeles siempre tienen sus dificultades y riesgos si lo quieres realizar correctamente.

¿Cuál fue la critica que más te ayudo a crecer?
Siempre recibo críticas constructivas que trato de tener siempre en cuenta, todas cuentan y son importantes para mí. Uno nunca termina de aprender.

¿Se siente mucha presión ocupando un papel de solista?
Llevar el papel de solista en una compañía es mucha responsabilidad y trabajo duro, tenés la presión de toda la compañía, los directores y un público que está pagando por verte bailar, la temporada pasada gracias a Dios terminamos con mucho éxito y buenas críticas de los críticos de arte. Así también, la directora me dio la noticia de que para la temporada 2016-2017 seria promovido a primer bailarín, una responsabilidad y un paso súper importante para mi carrera. Estoy muy feliz con este logro y quiero compartir con ustedes.

Al día de hoy, ¿estás podría decirse que satisfecho con la carrera que has forjado?
La verdad que sí, estoy muy satisfecho y no me arrepiento de ninguna de las cosas que hice a lo largo de mi carrera, pero nunca pierdo la esperanza de seguir creciendo y conquistar nuevos escenarios.

¿Querrías quedarte en The Ballet Theatre of Maryland o te gustaría dar el salto a otras compañías?
Por el momento estoy muy feliz y contento con la compañía porque me tratan de una forma excelente, me respetan mucho y me otorgan muchas oportunidades y aprendizaje. Pero como dije anteriormente no pierdo las esperanzas de seguir creciendo, aprendiendo día a día y aprovechando todas las oportunidades que se me presentan.

¿Sos maestro? ¿Qué enseñas en tus clases?
Me gusta mucho enseñar. Me gusta transmitir lo que aprendí a lo largo de mi vida y mi experiencia personal como bailarín y como yo trabajo. Me gusta mucho que los bailarines disfruten desde la barra en la clase de ballet hasta el escenario, que sea un baile sin fin que no solo disfruten cuando alguien les esté mirando, que sea un baile constante que salga desde el interior del corazón y sea su alma la que este moviendo el cuerpo. Eso es lo que hace de un bailarín diferente, porque bailarines con técnica y condiciones siempre veremos en todas partes, pero bailarines que realmente bailen con el corazón y con el alma hay muy pocos. Y eso es lo que cuenta al final de todo, eso es un bailarín completo.

¿Cómo es un día en la vida de Diego Sosa?
En épocas de trabajo con la compañía mi día comienza asi: Me despierto a las 6:30am preparo mi desayuno, me gusta sentarme en la mesa y tener un buen desayuno antes de empezar un día largo de trabajo, una ducha, me preparo y salgo. Manejo todos los día 35 minutos hasta los estudios de BTM, ubicado en la cuidad de Annapolis estado de Maryland, pues actualmente vivo en Washington D.C. Empiezo mi rutina de ejercicios antes de comenzar la clase para poder tener preparado el cuerpo antes de la barra para evitar cualquier lesión y poder sentirme cómodo durante la clase. Generalmente las clases duran casi dos horas. Luego tenemos un descanso de 15min antes de comenzar los ensayos. Tenemos un tiempo de almuerzo de 45min para luego seguir la práctica del día, cuando no me toca ensayar aprovecho para hacer ejercicios extra y estiramiento todos los días. Luego de terminar voy a gimnasio o directo a mi casa a seguir con algunos ejercicios o hago yoga para relajar y estirar un poco el cuerpo. Después, preparo la cena y ¡a dormir! Espero ansioso que llegue el domingo que es mi único día libre. (Risas)

Para terminar, me gustaría que envíes un mensaje a todos los bailarines que están empezando, o a aquéllas que están luchando tanto por llegar a sitios como el que vos hoy disfrutas.
El mensaje que les puedo dar es que la danza es un arte que verdaderamente debes amar para poder sobresalir, es un arte hermoso y completo, reúne todas las cualidades, pero debemos saber respetarla y apreciarla.
Deben ponerse siempre un objetivo, una meta y luchar por alcanzarla, siempre habrán momentos difíciles que te tirarán al piso, pero siempre habrá algo más fuerte que te levante y te ayude a seguir. No se desanimen, la vida es corta y está hecha para los más fuertes, siempre habrán puertas que se cerraran y otras se abrirán siempre deben aprender a saber aprovechar todas las oportunidades. No se cansen de seguir aprendiendo y de seguir creciendo, tengan siempre la mente positiva y cosas buenas pasaran, hagan el bien y ayuden siempre a los demás, no se cierren a las críticas, uno tiene que saber discernir y tomar lo bueno de cada cosa y desechar lo malo. No se cansen de luchar por sus sueños, no existen límites para una persona que ama de verdad y desea con el corazón.

Diego y Michelle (4)

¡Gracias Diego!, por ser oficialmente el primer bailarín entrevistado por Amarbailar (yay!), por reglarnos tu tiempo y un mensaje que grita al mundo el “sí se puede”. ¡Esperamos que esta historia, te inspire tanto como a nosotros! y si te gustó, compartí la nota ayudándonos a inspirar a más bailarines.

 

Sí te gusto ¡Compartí el artículo!

4 Comentarios

Fantastico Diego , nunca me inmaginé que tenias que ser un exelente y gran bailarin abrazo

Responder

¿Que te pareció?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *